RETRATOS

 

El retrato es un ENROSTRAMIENTO, una manera de ENCARAR nuestra condición humana. He ahí la fuerza que nos conmueve en el rostro de otro que también somos nosotros: singularidad e universalidad se funden como las miradas del retratado y el espectador.

Esta serie es un homenaje al encuentro, a la conexión con otro que puede ser un transeúnte fugaz o una escultura encontrada en el camino.